Ciencia del Suelo

La Ciencia del suelo es la rama de las Ciencias de la Tierra que estudia el suelo como un recurso natural en la superficie de la Tierra incluyendo su formación (pedogénesis), su clasificación y cartografía, sus características, su composición química, su biología, su fertilidad y todo lo relacionado con el uso y a la gestión del suelo. Esta ciencia agrupa a la pedología (formación, química, morfología y clasificación del suelo) y la edafología (influencia del suelo en organismos, especialmente las plantas, incluyendo el uso de la tierra por los seres humanos para el crecimiento de plantas). (Fuentes: Wikipedia y Glossary of Soil Science Terms)

¿Qué es el Suelo?

El suelo es, posiblemente, el componente del ecosistema más olvidado. Muchos libros de texto, al describir el ambiente natural, hablan sobre los bosques, la atmósfera, el agua, pero raramente hablan sobre el Suelo, como parte del ecosistema.

El suelo es una mezcla natural de ingredientes minerales y orgánicos con una forma, estructura y composición definidas que descansa sobre la superficie de la tierra y provee sustento y soporte a la vida terrestre. Se caracteriza por uno o ambos de los siguientes: (1) tiene horizontes, o capas, que se distinguen del material inicial, resultado de adiciones, pérdidas, transferencias y transformaciones de energía y materia, o (2) la capacidad de soportar plantas con raíces en un entorno natural. El límite superior del suelo es el límite entre el suelo y el aire, aguas poco profundas, plantas vivas o materiales vegetales que no han comenzado a descomponerse.

Composición

La composición exacta del suelo cambia de un lugar a otro. Una composición promedio, por volumen, de los principales ingredientes del suelo:

Composición por volumen de un suelo “ideal”.
Note que las proporciones de agua y aire son inversamente proporcionales.
Fuente: Brady y Weil. Nature and properties of soils.
  • 45% Minerales (arcilla, limo, arena, grava, piedras).
  • 25% de agua (la cantidad varía según la precipitación y la capacidad de retención de agua del suelo).
  • 25% de aire (un ingrediente esencial para los organismos vivos).
  • 5% de materia orgánica o humus (tanto Coorganismos vivos como muertos).

El suelo está compuesto principalmente de minerales que se producen a partir de un material parental (rocas) que se desgasta o rompe en pedazos pequeños. Además de piedras ocasionales, grava y otros escombros de roca, la mayoría de las partículas minerales se llaman arena, limo y arcilla. Estas partículas minerales dan textura al suelo.

Tamaños relativos de las partículas minerales del suelo.
  • Las partículas de arena varían en diámetro de 2 mm a 0.05 mm, se ven fácilmente a simple vista y se sienten arenosas.
  • Las partículas de limo están entre 0.05 mm y 0.002 mm y se sienten como harina.
  • Las partículas de arcilla son más pequeñas que 0.002 mm y no se pueden ver a simple vista. Las partículas de arcilla son el ingrediente mineral más reactivo en el suelo. La arcilla húmeda generalmente se siente pegajosa.

El agua y el aire ocupan los espacios porosos, el área entre las partículas minerales. En estos espacios pequeños, el agua y el aire están disponibles para el uso de las plantas y microorganismos del suelo. Estos pequeños espacios porosos son esenciales para la vida de los organismos del suelo, para la productividad del suelo y para el crecimiento de las plantas.

El ingrediente final de un suelo es la materia orgánica. Se compone de material vegetal y animal muerto y los miles de millones de organismos vivos que habitan el suelo.

Adaptado de Soils 101


Ir a Formación de Suelo

Ir a Perfil del Suelo

Volver al índice de Ciencias de la Tierra