Jane Goodall (1934 -)

Adaptado con autorización de:
“Dame Jane Goodall – Primatologist and Anthropologist” — Academy of Achievement. (Abril 2019). Accesado Junio 21, 2020.

Dra. Goodall en TEDGlobal 2007.
Foto: Erik (HASH) Hersman from Orlando

Valerie Jane Morris-Goodall nació en Londres, Inglaterra el 3 de Abril de 1934. Su padre, Mortimer Morris-Goodall, era un conocido piloto de carreras de carros. Desde la infancia temprana, Jane era fascinada por todos los animales, un interés estimulado por su madre, Vanne. Cuando Mortimer Morris-Goodall fue a la guerra, la joven Jane se mudó con su madre y su hermana menor, Judy, a vivir con su abuela y tías en la ciudad costera de Bournemouth, donde permanecieron cuando su padre y madre se divorciaron después de la guerra. Una lectora precoz en una familia de mujeres que fomentaba los logros intelectuales, Jane leía todo la literatura sobre animales salvajes y África que le pasara por las manos. Hizo bien en la escuela a pesar de una rara condición neurológica, conocida como prosopagnosia o ceguera de rostros, que dificulta reconocer rostros. Sin poder pagar una educación universitaria, se mudó a Londres después de la escuela para trabajar como secretaria en una compañía de películas documentales. Cuando surgió la oportunidad de visitar a la familia de una amiga en Kenia, ella regresó a Bournemouth y trabajó como camarera en un hotel local, viviendo en su casa para ahorrar dinero para el viaje.

En Kenia, Goodall fue presentada al legendario antropólogo Louis Leakey. Leakey la contrató como asistente y secretaria, y ella acompañó a él y a su esposa Mary en una excavación arqueológica en Olduvai Gorge. Una autoridad en la evolución del hombre, Leakey sabía que faltaban datos concretos sobre el comportamiento de los chimpancés, nuestros parientes evolutivos más cercanos, en la naturaleza. Aunque Jane carecía de entrenamiento científico, o incluso un título universitario, estaba ansiosa por intentar la investigación ella misma. A pesar de la confianza de Leakey en sus habilidades, otros profesionales experimentados no creían que una joven solitaria de Inglaterra pudiera sobrevivir en la selva africana. Cuando las autoridades coloniales británicas se negaron a permitirle viajar sola a la reserva de chimpancés cerca del lago Tanganica, reclutó a su madre para que se quedara con ella. En el verano de 1960, Jane Goodall y su madre llegaron a la Reserva de chimpancés Cañada Gombe en lo que ahora es Tanzania. Al principio, los chimpancés de Gombe huyeron al ver a un intruso humano, y Goodall sólo pudo observarlos desde la distancia a través de binoculares. Durante los meses que siguieron, gradualmente se ganó la confianza de un solo chimpancé macho llamado David Graybeard (Barba Gris).

Su hábito de dar nombres humanos a los chimpancés fue un claro alejamiento de la práctica establecida, que dictaba que a los animales se les dieran números, no nombres. Se creía que el sistema de numeración impedía que los investigadores asignen a los animales emociones humanas, pero Goodall creía que comprender el comportamiento animal requiere que el observador vea a los animales como individuos, en lugar de especímenes intercambiables. De hecho, encontró que los chimpancés de su grupo de estudio tenían personalidades muy divergentes y complejas relaciones familiares. Lectores de sus libros han llegado a conocer a muchos de los chimpancés de Gombe por su nombre, incluida la hembra de alto rango conocida como Flo, su hija Fifi y el feroz hijo de Fifi, Frodo.

Al principio de su estancia en Gombe, Goodall observó a David Graybeard y al líder de la banda, Goliat, quitando las hojas de ramitas y usarlas para recolectar y comer termitas. Aunque se habían visto animales usando objetos como herramientas en el pasado, fue la primera vez que se observaba a un animal alterando un objeto con un propósito práctico, en otras palabras, fabricando herramientas, una actividad anteriormente consideraba como la característica definitoria de los seres humanos. Goodall también observó a los chimpancés persiguiendo babuinos y cerdos salvajes juntos, un ejemplo de caza cooperativa, que también se creía era un comportamiento exclusivamente humano.

Jane Goodall y un bebé chimpancé en Gombe, Tanzanía
Fuente: Smithsonian Magazine

En Tanzania, Goodall conoció a Hugo van Lawick, un fotógrafo y cineasta de vida silvestre holandés. Sus fotografías de Jane Goodall y los chimpancés de Gombe en la revista National Geographic atrajeron gran atención a su trabajo y ayudaron a obtener un mayor apoyo para la investigación.

Por consejo de Louis Leakey, Goodall regresó a Inglaterra para obtener un doctorado en etología, la ciencia del comportamiento animal, en la Universidad de Cambridge. En 1964, Goodall y Van Lawick se casaron en Londres. Su esposo tenía el título de barón en los Países Bajos; durante su matrimonio, Jane Goodall fue referida a menudo en la prensa y en otros lugares como la baronesa van Lawick. Recibió su doctorado del Darwin College, Cambridge, en 1965. La pareja regresó a Tanzania, donde estableció el Centro de Investigación Cañada Gombe (Gombe Stream Research Centre).

Los descubrimientos de Goodall ganaron una audiencia internacional cuando el programa de televisión de National Geographic “Miss Goodall and the Wild Chimpanzees” (La Señorita Goodal y los Chinpancés Salvajes”) se transmitió en 1965. El hijo de Goodall y Van Lawick, Hugo, conocido cariñosamente como “Grub”, nació en 1967. Siguiendo el ejemplo de las chimpancés más estables que había observado, Goodall permaneció en contacto constante con su hijo durante los primeros tres años de su vida. Durante gran parte de los años 70 promovió lecciones para la crianza exitosa de niños basadas en sus observaciones. Jane Goodall y Hugo van Lawick se divorciaron en 1974, pero se mantuvieron en buenos términos por el resto de la vida de Van Lawick, colaborando en el documental People of the Forest (Las Gentes del Bosque).

En la década de 1970, la Doctora Goodall comenzó a observar un lado más oscuro de la vida de los chimpancés, incluyendo una guerra de cuatro años entre dos bandas de chimpancés, marcada por salvajismo extremo y actos de canibalismo. Su investigación sugiere que el comportamiento agresivo y guerrero de los humanos está profundamente arraigado en nuestra ascendencia de los primates. Goodall y aliados habían abogado durante mucho tiempo por la creación de un parque nacional en Gombe. En el curso de este trabajo conoció al director del sistema de parques nacionales de Tanzania, Derek Bryceson. Nacido en Gran Bretaña, Bryceson era un veterano de la Royal Air Force que se había establecido en Tanzania después de la Segunda Guerra Mundial. Partidario de la independencia de Tanzania, fue elegido miembro de la Asamblea Nacional del nuevo país. Bryceson quedó profundamente impresionado por la presentación de Goodall ante la Asamblea Nacional. Conmovida por su coraje, superando las heridas sufridas al ser derribado sobre Egipto durante la Segunda Guerra Mundial y compartiendo su amor por los tesoros de la vida silvestre de Tanzania, Goodall y Bryceson se casaron en 1975 y establecieron su hogar en el lago Tanganica hasta la muerte de Bryceson en 1980.

En 1977, Goodall fundó el Instituto Jane Goodall para la Investigación, Educación y Conservación de la Vida Silvestre. Si bien el Instituto inicialmente se centró en apoyar la investigación de campo continua sobre chimpancés salvajes, su trabajo se ha expandido para promover el poder de las personas para proteger el medio ambiente para todos los seres vivos. Al momento de escribir este artículo (Abril 11, 2019), el Instituto Goodall tiene 19 oficinas en todo el mundo, operando programas de conservación y desarrollo centrados en la comunidad, principalmente en África. Jane Goodall más tarde fundó un programa juvenil, Roots & Shoots, que ahora opera en más de 50 países.

Durante muchos años, Jane Goodall se ha opuesto abiertamente al uso de chimpancés en la investigación médica, y ha hecho campaña por el tratamiento más humano de los animales de investigación cuando su uso no puede eliminarse por completo. Otros peligros para los chimpancés del mundo incluyen la erosión de su hábitat natural a través del desarrollo descuidado y la caza de chimpancés salvajes para el lujoso comercio de “carne de monte”. Su lucha para preservar la población mundial de chimpancés ha incluido el servicio en el consejo del santuario de chimpancés más grande del mundo, Save the Chimps, en Fort Pierce, Florida.

Dra. Goodall en Gombe, Tanzanía, 1965
Fuente: Instituto Jane Goodall

La Dra. Goodall ha recibido numerosos honores internacionales, incluyendo la Medalla de Tanzania, la Medalla Hubbard de la National Geographic Society, el Premio Kyoto de Japón, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Técnica y Científica, la Medalla Benjamin Franklin en Ciencias de la Vida y el Premio Gandhi/Rey a la No Violencia. En 2002, las Naciones Unidas la nombró mensajera de la paz. En una ceremonia de 2003, en el Palacio de Buckingham, la Reina Isabel II de Inglaterra confirió a Dra. Goodall el título de Dama del Imperio Británico (DBE), equivalente al título de Caballero.

Durante 45 años, Jane Goodall continuó su observación de primera mano de los chimpancés en Gombe, obteniendo una visión constante de la variedad de sus comportamientos sociales, que van desde la crueldad sin sentido hasta la ternura extrema. En 1987, observó cómo un chimpancé adolescente adoptaba a un huérfano de tres años que no era pariente cercano, una demostración de altruismo que durante mucho tiempo se pensó que estaba más allá de la capacidad de los animales. La esencia de su trabajo científico aparece en su libro The Chimpanzees of Gombe: Patterns of Behavior (Los Chimpancées de Gombe: Patrones de Comportamiento), el trabajo definitivo sobre el comportamiento de chimpancés. Su trabajo forma el cuerpo central de conocimiento sobre aprendizaje social entre chimpancés. Ayudó a diferenciar a los chimpancés de una especie relacionada, el bonobo, y condujo a la clasificación de los chimpancés, bonobos y gorilas, junto con los seres humanos, como homínidos.

La Dra. Goodall ha compartido sus hallazgos con el público en general en una serie de libros muy legibles, incluyendo Mis Amigos los Chimpancés Salvajes (My Friends the Wild Chimpanzees), En la Sombra del Home (In the Shadow of Man) y A Través de la Ventana (Through a Window). También ha escrito varios libros para niños, entre ellos Grub: el Niño de la Selva (Grub: The Bush Baby), Los Chimpancés que Amo (Chimpanzees I Love) y Mi Vida con los Chimpancées (My Life with the Chimpanzees). Una gran audiencia se enteró de su trabajo a través de una serie de programas de televisión de National Geographic y la película IMAX, Los Chimpancés Salvajes de Jane Goodall. Sus otros libros incluyen dos volúmenes de memorias y una autobiografía espiritual, Razón para la Esperanza (Reason for Hope), en la que discute sus creencias religiosas y su fe en el futuro de la humanidad. Un trabajo más reciente es Cosecha de Esperanza: Una Guía para Comer Consciente (Harvest for Hope: A Guide to Mindful Eating (2005), en el que anima a sus lectores a sopesar las implicaciones morales y ambientales de sus elecciones dietéticas.

Aunque el descubrimiento de Jane Goodall de la violencia grupal entre los chimpancés sugiere que el comportamiento agresivo está profundamente arraigado en nuestro pasado evolutivo, sus observaciones de amabilidad y comportamiento desinteresado entre los chimpancés de Gombe muestran que estos rasgos también son parte de nuestra herencia evolutiva. Ella mantiene que nuestra capacidad de razonar y aprender de la experiencia compartida nos permitirá preservar un medio ambiente habitable para nosotros y todos los seres vivientes. Hoy, Jane Goodall viaja casi 300 días al año, a todo alrededor del mundo para compartir su mensaje de esperanza y alentando a los jóvenes a trabajar por un mundo mejor.


Nota del editor:
Más información sobre Dr. Jane Goodall puede obtenerse en los siguientes sitios: