Charles (Carlos) Darwin (1809-1882)

El biólogo más famoso de la historia.

Adaptado de:
Charles Darwin: history’s most famous biologist. Por Kerry Lotzof. Museo de Historia Natural. Accesado Junio29, 2020.

Charles Robert Darwin (1809-1882) transformó la forma en que entendemos el mundo natural con ideas que, en su día, fueron revolucionarias. Él y sus compañeros pioneros en el campo de la biología nos dieron una idea de la diversidad fantástica de la vida en la Tierra y sus orígenes, incluido el de nuestra especie.

Fotografía de Charles Robert Darwin
Imagen: Museo de Historia Natural.

El joven Charles Darwin

Nacido en 1809 en Shrewsbury, Shropshire, Darwin quedó fascinado por el mundo natural desde muy joven. Al crecer, era un ávido lector de libros de naturaleza y dedicó su tiempo libre a explorar los campos y bosques alrededor de su casa, recolectando plantas e insectos.

En 1825, Darwin se matriculó en la escuela de medicina de la Universidad de Edimburgo, donde fue testigo de una cirugía en un niño. Las cirugías en ese tiempo se hacían sin el uso de anestésicos o antisépticos, y las muertes eran comunes. El ver este procedimiento dejó a Darwin tan traumatizado que abandonó sus estudios sin completar el curso. Luego fue a la Universidad de Cambridge para estudiar teología.

El viaje del HMS Beagle

Sin prisa por tomar votos sagradas, en 1831 Darwin aceptó una oferta para embarcarse en un viaje de cinco años a bordo del barco HMS Beagle. Fue recomendado por uno de sus profesores de Cambridge para el papel de naturalista y compañero del capitán del barco, Robert FitzRoy.

Darwin exploró regiones remotas y se maravilló de un mundo tan diferente al que conocía. Encontró pájaros con patas azules brillantes, tiburones con cabezas en forma de T y tortugas gigantes.

En sus viajes, Darwin recolectó plantas, animales y fósiles, y tomó abundantes notas de campo. Estas colecciones y registros proporcionaron la evidencia que necesitaba para desarrollar su notable teoría.

Darwin regresó a Inglaterra en 1836. Un erudito muy metódico, constantemente recolectando y observando, pasó muchos años comparando y analizando especímenes antes de, finalmente, declarar que la evolución ocurre por un proceso de selección natural.

¿Cuál es la teoría de la selección natural?

Hasta el día de hoy, la teoría de la evolución por selección natural es aceptada por la comunidad científica como la mejor explicación basada, en evidencia, para la diversidad y complejidad de la vida en la Tierra.

La teoría propone que los organismos individuales “más aptos”, aquellos con las características más adecuadas para su entorno, tienen más probabilidades de sobrevivir y reproducirse. Transmiten estas características deseables a su descendencia. Gradualmente, estas características pueden volverse más comunes en una población, por lo que las especies cambian con el tiempo. Si los cambios son lo suficientemente grandes, podrían producir hasta una especie nueva.

En sus viajes, Darwin había recolectado pinzones de muchas de las Islas Galápagos (frente a la costa de Ecuador), lo que lo ayudó a formular su idea. Algunos de estos pinzones tenían picos fuertes para comer semillas, otros eran especialistas en insectos. Pero Darwin se dio cuenta de que todos eran descendientes de un sólo antepasado. A medida que se dispersaron a diferentes islas, las aves se adaptaron para comer los diversos alimentos disponibles. La selección natural había producido 13 especies diferentes de pinzones.

Pinzón de cactus Geospiza scandens del libro de Darwin Zoología del Viaje del H.M.S. Beagle.
Imagen: Museo de Historia Natural.

Las palomas de Darwin

De sus viajes en el HMS Beagle, Darwin sospechó que el medio ambiente podría manipular especies de forma natural, causando que cambien con el tiempo, pero no pudo encontrar una forma para investigar ésto de manera efectiva en la naturaleza. Experimentado con la selección artificial de palomas le dio una forma de estudiar hasta qué punto una especie podía cambiar.

Al seleccionar características artificialmente (cruzando aves con características particulares para generar diferentes crías), reunió evidencia valiosa para la evolución por selección natural. Para ilustrar su teoría, Darwin crió aves hasta para tener características exageradas. La similitud entre la selección artificial y la selección natural está en el corazón de su explicación de la evolución en su revolucionario libro El Origen de las Especies.

Después de completar sus experimentos, entregó sus 120 especímenes su palomas al Museo de Historia Natural. Actualmente forman parte de las [colecciones de ornitología (aves) conservadas en Tring, Hertfordshire.

Un descubrimiento compartido

Darwin sabía que sus radicales ideas se encontrarían con una fuerte oposición. Incluso después de 20 años de investigación, le preocupaba cómo se recibiría su teoría de la evolución, ya que desafiaba las creencias religiosas de la época. Retrasó la publicación del tema durante un gran número de años mientras reunía una montaña de evidencia.

Cuando supo que el joven naturalista Alfred Russel Wallace había desarrollado ideas similares, Darwin se ofreció a enviar las ideas de Wallace a una revista para su publicación inmediata. Por consejo de amigos, los dos científicos organizaron un anuncio conjunto. Su teoría de la evolución por selección natural se presentó en la Sociedad Linneana de Londres el 1 de julio, 1858.

Ambos habían estudiado ampliamente el mundo natural e hicieron una serie de observaciones que fueron críticas para el desarrollo de la teoría. Al año siguiente, 1859, Darwin publicó el controversial pero ahora celebrado libro “El Origen de las Especies”.

El Origen de las Especies

Publicado en 1859, El Origen de las Especies provocó la indignación de algunos miembros de la Iglesia de Inglaterra, ya que contradice implícitamente la creencia en la creación divina. A pesar de las acusaciones de blasfemia, el libro se convirtió rápidamente en un éxito de ventas.

Grandes simios

El Descenso del Hombre y la Selección en Relación al Sexo, libros que Darwin publicó en 1871, alimentó un debate aún mayor, ya que sugería que los humanos descendían de simios. El obispo de Oxford le pidió a Thomas Huxley, uno de los partidarios más entusiastas de Darwin, si era a través de su abuelo o abuela que afirmaba ser descendiente de un mono.

A pesar de los ataques, la convicción de Darwin en la explicación científica que mejor se ajustaba a la evidencia disponible permaneció inquebrantable. Le gustaba que sus ideas llegaran a la mayor cantidad de personas posible y que sus libros se leyeran en muchos idiomas diferentes. Parte de su éxito se ha atribuido a su estilo de escritura conversacional y accesible.

El Origen de las Especies fue tan influyente que en apenas un año se tradujo al alemán. En la vida de Darwin, este libro fue traducido al alemán, danés, holandés, francés, húngaro, italiano, polaco, ruso, serbio, español y sueco.

Darwin y el árbol de la vida.

El primer boceto del árbol de la vida de Darwin, que se encuentra en uno de sus cuadernos de 1837. Imagen: Museo de Historia Natural.

Charles Darwin utilizó el concepto de un árbol de la vida en el contexto de la teoría de la evolución para ilustrar que todas las especies en la Tierra están relacionadas y evolucionaron de un antepasado común. Las puntas de las ramas muestran las especies que todavía están vivas hoy. El árbol también muestra aquellas especies ahora extintas.

Darwin explicó: “Desde el primer crecimiento del árbol, muchas ramas y ramas se han marchitado y han caído; y estas ramas caídas, de varios tamaños, pueden representar órdenes, familias y géneros que ahora no tienen representantes vivos y que solo conocemos en un estado fósil ”.

Las líneas en el árbol muestran relaciones evolutivas entre especies. Por ejemplo, una versión reciente del árbol de la vida mostraría una línea entre algunos tipos de dinosaurios y las primeras aves, ya que los científicos razonan que las aves evolucionaron a partir de un linaje particular de dinosaurios.

Esto significa que las especies que están estrechamente relacionadas se encuentran muy juntas derivadas de la misma rama. Por ejemplo, los humanos, los chimpancés, los gorilas y los orangutanes son todos grandes simios, por lo que todos pertenecen a la misma rama del árbol de la vida.

El legado de Darwin

Aunque la teoría de la evolución de Darwin se ha modificado con el tiempo, sigue siendo fundamental para el estudio del mundo natural. Darwin cambió no solo la forma en que vemos a todos los organismos, sino también la forma en que nos vemos a nosotros mismos.


Una extensa biografía de Charles Darwin puede encontrarse en las páginas de Wikipedia.