Educación Ambiental - notas breves

Niños en países en desarrollo expuestos a pinturas tóxicas con plomo

23 de octubre de 2013

Mujeres embarazadas y niños pequeños en el mundo en desarrollo están todavía expuestos a "niveles sorprendemente altos y peligros de plomo" a través de pinturas no seguras, según un estudio hecho público por el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA) durante la Semana de Acción Internacional para la Prevención de Envenenamiento por Plomo.

En el estudio, se analizaron pinturas decorativas de esmalte de nueve países en tres continentes: Argentina, Azerbaiján, Chile, Cote d'Ivoire, Etiopía, Ghana, Kirgizstan, Túnez y Uruguay.

"En estos días y fecha, es completamente sorprendente que los padres pinten la habitación de su niño con un alegre rojo, o le entreguen a sus niños coloridos juguetes puedan, aunque no sea falla de ellos, estar exponiendo esos niños a un pernicioso y dañino tóxico -plomo", dijo Nick Nuttal, vocero y director de comunicaciones del PNUMA.

"Este informe busca catalizar la acción llamando la atención a los gobiernos, fabricantes y consumidores de que no solamente existe el problema", dijo, "sino que hay alternativas baratas y seguras al plomo que ya están en uso y que pueden eliminar este problema de salud en un tiempo muy corto".

Pinturas con plomo
Pigmentos en pintura.
(Foto: Occupational Knowledge International)

La investigación fue organizada por la Alianza Global para Eliminar la Pintura con Plomo, un grupo co-dirigido por el PNUMA y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un total de 234 latas de pintura decorativa de esmalte fueron compradas y analizadas en un laboratorio en los Estados Unidos, con la asistencia de IPEN, una red de 700 organizaciones no gubernamentales de 116 países que trabajan para proteger a los humanos y al ambiente de la exposición a productos químicos tóxicos.

La mayoría de las pinturas analizadas no alcanzarían los estándares regulatorios establecidos en la mayoría de los países industrializados, como el límite de 90 partes por millón en Estados Unidos y Canadá. Generalmente, las pinturas blancas tuvieron el menor contenido de plomo mientras que las pinturas rojas, verdes y amarillas tenían los mayores niveles de plomo.

El informe encuentra que pocas naciones han establecido marcos regulatorios excepto aquellos que exhibieron los menores niveles de plomo en las pinturas.

Tanto Chile como Uruguay tienen decretos ejecutivos nacionales que prohiben la producción, importación, distribución, venta y uso de pinturas decorativas con una concentración de plomo por encima de 600 ppm, y todas las pinturas analizadas de estos dos países tuvieron bajas concentraciones totales de plomo.

Pero en cada uno de los otros siete países estudiados, dos o más de las muestras de pinturas decorativas de esmalte tenían un contenido en plomo mayor a 10,000 ppm.

En cuatro de estos países, por lo menos una de las pinturas decorativas analizadas tenía una concentración de plomo en o por encima de 99,000 ppm.

En cinco de los nueve países, más de la mitad de las muestras analizadas de pintura decorativa tenía un contenido en plomo mayor de 600 ppm, el límite regulatorio en muchos otros países.

A pesar de los altos niveles de plomo, que normalmente se añade como un pigmento y que por eso se encuentra mayormente en los colores brillantes como el amarillo y el rojo, solamente 20 de las latas de pintura de donde se sacaron las muestras ofrecían informaciones sobre el contenido de plomo, la gran mayoría en Uruguay.

El estudio del PNUMA y el informe fueron supervisados y preparados por el Dr. Scott Clar, profesor emérito de salud ambiental de la Universidad de Cincinnati y es asesor principal sobre políticas del IPEN y coordinador de la campaña global para la eliminación de las pinturas con plama del IPEN.

El plomo en la pintura es un problema debido a que las superficies pintadas se deterioran con el tiempo y trabajos, liberando el plomo hacia el polvo dentro de las casas y al suelo afuera. Los niños ingieren el plomo de los polvos y suelos durante conductas normales con la mano y la boca.

Lineamientos recientes de la Organización Mundial de la Salud indican que no hay un nivel reconocido como aceptable para la exposición con plomo en niños, y 99 por ciento de los niños afectados por altas exposiciones de plomo viven en países de ingresos medios y bajos.

"Cada año, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, la exposición al plomo en la niñez contribuye con un estimado de 600,000 nuevos casos de limitaciones intelectuales", dijo Nuttall.

El daño a la inteligencia y desarrollo mental de los niños ocurre incluso cuando no hay signos obvios o clínicos de envenenamiento por plomo, disminuyendo sus rendimientos en las escuelas y en la la productividad laboral durante toda su vida.

Se estima que 143,000 muertes al año resultan del envenenamiento por plomo, según datos de la OMS; la pintura de plomo contribuye de manera significativa en esta cifra de muertes.

"El envenenamiento por plomo sigue siendo la preocupación número uno de salud ambiental para los niños globalmente, y la pintura con plomo es un factor importante para el envenenamiento potencial con plomo de los niños", dijo la Dr. María Neira, Directora de Salud Pública y Ambiental de la OMS. "La buena notica es que la exposición a la pintura con plomo puede detenerse completamente a través de una gama de medidas para restringir la producción y uso de la pintura con plomo."

Mundialmente, 30 países han eliminado el uso de la pintura con plomo. La Alianza Global para Eliminar la Pintura con Plomo ha puesto como meta 70 países para 2015.

Aunque el informe del PNUMA cubre nueve países, estudios previos por el IPEN y otros muestran que los niveles de plomo permanecen altos en otros países con economías en transición. Un estudio publicado en septiembre de 2012 por la ONG iLima, de Kenia, encontró una concentración promedio de plomo de 14,900 ppm en 31 muestras de pintura para las viviendas.

Durante los últimos siete años, estudios similares encontraron promedios alto de las concentraciones de plomo en Camerún, Egipto, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania.

El informe del PNUMA recomienda:

  • Esfuerzos nacionales para promover el establecimiento de marcos legales y regulatorios para controlar la fabricación, importación, exportación, venta y uso de pinturas con plomo y de productos cubiertos con pinturas con plomo.

  • Campañas informativas para informar al público sobre los peligros de la exposición al plomo, especialmente en niños; la presencia de pinturas decorativas con plomo para su venta y uso en el mercado nacional; pintura con plomo como una fuente significativa de exposición al plomo en la niñez; y disponibilidad de alternativas técnicamente superiores y más seguras.

  • Promover entre los fabricantes de pintura la eliminación de compuestos de plomo de sus formulaciones de pintura, y participar en programas que suministren certificaciones de terceras organizaciones de que no se añadido plomo a sus pinturas. Promover el etiquetado de productos para ayudar a que los consumidores identifiquen las pinturas libres de plomo añadido.

"Aunque este estudio muestra que muchas naciones se enfrentan a un grave problema, también demuestra muy claramente que las regulaciones gubernamentales establecidas y sus aplicaciones sobre los niveles de plomo en pinturas tienen un fuerte impacto positivo", dijo Sara Brosche, gerente de proyecto de los proyectos de plomo en las pinturas de IPEN.

"Sin embargo, los fabricantes de pinturas tienen una responsabilidad de actuar por ellos mismos, particularmente cuando virtualmente no hay impacto económico negativo para sus negocios", dijo Brosche. "No hay absolutamente ninguna razón para que pinturas con altos niveles de plomo continúen siendo vendidas y envenenando niños".

Índice de Notas

Autor de las páginas: José E. Marcano